Soñar y viajar…

Publicado el 12 febrero 2011
Archivado en Cristina Velázquez | Salir del comentario

Hoy en día, planificar un viaje de una forma diferente, sencilla y rápida, puede realizarse gracias a diversas aplicaciones Web que, sin lugar a dudas, nos ayudan a encontrar buenas soluciones, empleando una computadora con conexión a Internet.
Algunas nos ofrecen opciones como un calendario de viajes en el cual podemos seleccionar las fechas exactas en donde estaremos, agregar información sobre hoteles, restaurantes,  eventos y actividades para realizar durante esas fechas y hasta ubicar vuelos baratos.
Entre dichas aplicaciones se encuentran las vinculadas a la geolocalización, que muy pronto se ha convertido en una excelente herramienta, a la hora de planificar un viaje, para aquellos amantes de recorrer el mundo, por naturaleza. Pero lo mejor de estas aplicaciones es que, además, nos permiten viajar virtualmente, a cualquier lugar del mundo y en cualquier momento, y alimentar así, el placer que sentimos al conocer nuevos destinos.

Siempre recordaré las charlas de niña con mi madre y sus historias que tenían como protagonista a mi tía Consuelo, a la que apenas conocí. De joven se enamoró de quien sería finalmente su marido, un extranjero que la llevó con él, a vivir a su ciudad natal: Barcelona.
A partir de entonces, esperé ansiosamente las postales que llegaron puntualmente dos o tres veces al año, de ese lugar del mundo, mezcla de culturas, que muy pronto se convirtió para mí, en algo verdaderamente especial.
Han pasado ya muchos años desde entonces, y aún no he tenido la suerte de conocer a la hermosa capital de Cataluña.

Barcelona en Google Maps

Barcelona en Google Maps

Aunque, he viajado virtualmente muchas veces hasta allí, para visualizar, gracias a la tecnología de posicionamiento global, la variedad de lugares maravillosos que nos llegaron, plasmados en las imágenes de cada una de las postales recibidas: el Barrio Gótico, la Catedral de Santa Eulalia, la Plaza Real, la Iglesia de Santa María del Mar y por otra parte, distinguidas y modernas  avenidas,  la obra maestra de Gaudí: la Sagrada Família, La Pedrera, el Palau de la Música Catalana, entre otras.

En cada viaje virtual que realizo, descubro nuevos lugares y aprendo sobre sus tradiciones, su cocina, su gente, su cultura y estilo, que la distinguen del resto de España. Camino por las calles de Barcelona, por La Rambla, gracias a la Gran Red de Redes (Internet), y a recursos tecnológicos que me permiten descubrir cómo los edificios modernos se han integrado con la arquitectura histórica, manteniendo una armonía estética.
Pero aún disfrutando de cada uno de los recorridos, no dejo de soñar con visitarla finalmente y es por ello que cada tanto busco vuelos baratos a Barcelona.

Prof. Cristina Velázquez

Comentarios

No hay mas respuestas