Se confirma que la NSA sigue espiando a los usuarios

Publicado el 3 mayo 2017
Archivado en General | Salir del comentario

Hace meses el mundo se escandalizaba al saber que la NSA estaba espiando indiscriminadamente a los usuarios, comprobando sus comunicaciones y guardando datos personales al respecto de las actividades que llevaban a cabo. Estados Unidos ya puso en marcha nuevas leyes que intentaban evitar este tipo de procesos. Sin embargo, parece que la conocida Agencia de Seguridad Nacional ha decidido no obedecerlas.

NSA

La información más reciente dada a conocer confirma que, durante 2016, la NSA ha recopilado 151 millones de registros telefónicos. Hay que tener en cuenta que solo tenían permiso para espiar a 42 sospechosos de terrorismo, por lo que las cifras distan mucho de las posibles llamadas que hubieran podido hacer las personas que estaban siendo rastreadas.

Por otra parte, también se ha confirmado que se han recogido metadatos, registros de números a los que se hacen llamadas y duración de las mismas. No se incluiría el contenido.

El Congreso de Estados Unidos se encuentra actualmente pensando en la posibilidad de volver a autorizar la Sección 702 del FISO, lo cual les daría permiso para espiar a usuarios que estén ubicados fuera de Estados Unidos, incluyendo las comunicaciones telefónicas y las que se hagan mediante Internet. No sería necesario contar con autorización judicial.

Espiar a un usuario es algo que no preocupa mucho a la NSA, agencia que ha dejado entrever que tratan el tema como algo superficial y que no tiene mayor importancia. Los internautas se han mostrado preocupados por estas actividades, teniendo en cuenta que su privacidad está en juego.

La NSA es una de las agencias de seguridad que ha estado espiando a los usuarios, pero es posible que no sea la única. Los rumores dicen que hay otras empresas y organizaciones que están guardando datos privados de los usuarios, sin ningún tipo de permiso. Una actividad que da mucho que pensar.

Vía | Reuters

Comentarios

No hay mas respuestas