Procesamiento secuencial y paralelo. Tareas.

Publicado el 14 junio 2010
Archivado en Antonio de Orbe | 2 comentarios

El procesamiento secuencial o paralelo tiene una importancia trascendental en la eficiencia de los procesos que se realizan. Esto incluye los procesos realizados por el [intlink id=”417″ type=”post” target=”_blank”]cerebro[/intlink], por los [intlink id=”400″ type=”post” target=”_blank”]ordenadores [/intlink]o por distintas organizaciones. Pero es importante fijarse en las tareas. Unas se pueden paralelizar y otras no.

Se produce un procesamiento secuencial cuando una tarea va después de otra. Es un proceso lento en el que si una tarea se enlentece, el sistema completo debe esperar. La ventaja es que es fácil de entender y de implementar.

Procesamiento secuencial y paralelo

En el procesamiento paralelo, varios procesos ocurren al mismo tiempo mejorando el rendimiento general del sistema. Su contrapartida es la complejidad. No siempre se puede paralelizar una tarea. Aunque se pueda, no siempre es fácil hacerlo. En principio, cuanto más nodos actúen en paralelo, más rápido ira el sistema. Hasta cierto punto. Lo común es que haya un límite en que añadir más nodos no aumente la eficiencia, sino que incluso la reduzca. Normalmente las tareas en paralelo tienen una fase secuencial al principio en la que se dividen las tareas y otra al final en la que consolidan resultados.

Tareas secuenciales.

Tareas paralelas

Comentarios

2 Respuestas para “Procesamiento secuencial y paralelo. Tareas.”

  1. RED GRUPO 11122 « redgrupo11122 on agosto 20th, 2012 1:30

    […] 2. Lectura: Procesamiento secuencial y paralelo. Tareas. http://tecnologiayciencia.es/procesamiento-secuencial-y-paralelo-tareas/ […]

  2. Las tareas del cerebro | Alzheimer Universal on octubre 23rd, 2012 19:04

    […] común parece reforzar la tesis de las tareas del cerebro. Miles de componentes deben de realizar distintas tareas que combinadas den lugar a un comportamiento aparentemente uniforme. En su apoyo vienen los […]

No hay mas respuestas