La razón del quark

Publicado el 6 mayo 2010
Archivado en Carlos Roque Sánchez | 2 comentarios

Aunque el origen de su nombre aparece en 1964, su razón de ser se remonta a una década antes.

Cuando la sencillez presidía el modelo que la Ciencia tenía para la materia.

Una materia que, en 1930, se consideraba constituidas por tres partículas fundamentales, a saber: protón, neutrón y electrón.

Y de las que el desarrollo de potentes aceleradores de partículas, en la década de los cincuenta y sesenta, permitió saber que tan solo la última de ellas, era también partícula elemental. Es decir que no está オンライン カジノ compuesta de ninguna otra.


Una sorpresa incómoda, pues no aparecieron ni una ni dos. En algo más de una docena de años los físicos llegaron a conocer más de trescientas (300). Un mal asunto para la siempre deseable sencillez científica.

Esta diversidad, sorprendente y desbordante, planteó no solo nuevos retos teóricos. También un problema de lenguaje. Cómo denominar estos nuevos elementos de la naturaleza.

Una tarea que el Génesis nos dice, persigue al hombre desde Adán. Cuyo primer trabajo parece ser que fue dar nombre a los pobladores del paraíso. Es como si una realidad estuviera incompleta al estar innominada. En fin.

Volviendo a lo nuestro. Fue entonces cuando Murray Gell Mann (ya se lo he contado) y G. Zweig (esto no), independientemente el uno del otro, propusieron que muchas de estas partículas podrían estar constituidas por agrupaciones diversas de tres partículas básicas desconocidas.

Se había llegado al concepto de quark. Otra cosa era buscarle un nombre. (Continuará).

Comentarios

2 Respuestas para “La razón del quark”

  1. Finnegans Wake y el quark | tecnologiayciencia on mayo 6th, 2010 11:07

    […] que este neologismo científico del siglo XX, tenga la virtud de conjugar un enigmático referente literario y un nuevo […]

  2. En busca de un nombre para el quark (I) | tecnologiayciencia on mayo 8th, 2010 9:33

    […] (Continuación) Una búsqueda que tiene su pequeña intrahistoria con cuatro actores. Es breve. Se la cuento. […]

No hay mas respuestas