La Raspberry Pi que copia música

Publicado el 23 diciembre 2015
Archivado en General | Salir del comentario

Peter Sunde es co-fundador de The Pirate Bay, un tracker BitTorrent que ha sido motivo de noticia varias veces. Pero ahora podría serlo más, porque ha inventado un aparato que es capaz de copiar contenidos automáticamente. La “Kopimashin” es capaz de hacer 100 copias cada segundo de la canción de Gnarls Barkely Crazy. La cantidad de copias asciende hasta las ocho millones cada mes, una pérdida de 10 millones de dólares para los responsables de la música.

Raspberry Pi

La máquina no está terminada y es solo un ejemplo de lo que se puede conseguir con una Raspberry Pi. Los resultados no sirven para nada, porque las copias son trasladadas a /dev/null, un término utilizado para decir que los ficheros son borrados tras crearse. El aparato de copia tiene una pantalla LCD que muestra cuantas veces se ha descargado la canción y el coste relativo que tendría para la industria musical.

Para poner todas las funciones ha sido necesario ejecutar un programa en Python. La máquina no ha sido construida para perjudicar a la industria, sino como un proyecto de exploración para saber el valor de las copias digitales. Así se demuestra que hacer una copia de una canción es un proceso muy rápido y que no genera grandes daños a la industria musical.

Con este acto, Sunde flirtea con la legalidad, pero demuestra lo fácil que es hacer grandes cantidades de copias de canciones protegidas por derechos de autor, dando a conocer que la actividad es muy sencilla y no perjudica a la industria. La máquina puede ser construida por cualquier aficionado con una Raspberry Pi y conocimientos de programación en Python.

Si la Kopimashin estuviera en los hogares de todos los internautas, se podrían crear millones de copias de una sola canción en pocos minutos. El Libro Guinness de los Records está interesado en la máquina.

Comentarios

No hay mas respuestas