Increíble, pero incierto (I)

Publicado el 17 noviembre 2010
Archivado en Carlos Roque Sánchez | 2 comentarios

(Continuación) A modo de prontuario, vamos con algunos de estos tópicos de la ciencia y la sabiduría popular:

1. No es cierto que el cerebro sea como un ordenador. O sea un dispositivo diseñado con un propósito. No. No es el caso del cerebro, que se ha ido desarrollando durante millones de años a través del mecanismo de la selección natural.

Un proceso evolutivo que posibilita la creación de una serie de sistemas, que surgen con un propósito determinado pero que, con el paso del tiempo, se terminan adaptando para otro.

Es decir que no son específicos. De hecho algunos de ellos no funcionan todo lo オンラインカジノ日本 bien que debería ser esperable.

Definitivamente el cerebro no es la obra de un ingeniero.

2. Es incierto que las vacunas causen autismo. Son varios los experimentos, realizados en diferentes países que así lo demuestran. Consistieron, sencillamente, en suprimir el componente de las vacunas que, según se aseguraba, era el causante de provocar el autismo.

Los resultados fueron contundentes. Mostraron bien a las claras que no cambiaron los índices de diagnóstico del autismo. Es decir, que es incierta la afirmación.

Por lo que sabemos el autismo está causado más bien, por la herencia de una multiplicidad de genes defectuosos. (Continuará)

Comentarios

2 Respuestas para “Increíble, pero incierto (I)”

  1. Cerebro humano | tecnologiayciencia on noviembre 17th, 2010 17:55

    […] Todas son increíbles por lo que afirman. Unas por ser cierto, las llamaremos “Increible, pero cierto” y otras, por todo lo contrario, por incierto, “Increible, pero incierto”. Empezaremos por estas últimas. (Continuará) […]

  2. Increíble, pero incierto (II) | tecnologiayciencia on noviembre 20th, 2010 14:43

    […] (Continuación) 3. No es cierto que beber destruya neuronas. Aunque sí lo es que el hecho de hacerlo en exceso, y durante muchos años, puede dar lugar a que se reduzca el tamaño del cerebro. Sin embargo, no es menos cierto que, por lo general, se trata de un fenómeno reversible. […]

No hay mas respuestas