EL MISTERIO DE LOS COMETAS Y LOS “HUEVOS DE DINOSAURIO

Publicado el 20 diciembre 2014
Archivado en CGámez | Salir del comentario

sn-rosettaupdateHHay lugares en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko donde las texturas en forma de coliflor aparecen en la corteza de polvo, al igual que la piel de gallina debajo de la piel. Los científicos que usan la nave espacial Rosetta -que llegó al 67P en agosto y se convirtió en la primera misión que orbitó y aterrizó en un cometa-, ahora creen que pueden haber descubierto la fuente de estos patrones en acantilados y en pozos profundos: capa sobre capa de nódulos redondeados, de 1 a 3 metros de diámetro. Estas esférulas, apodadas “huevos de dinosaurios”, podrían ser los bloques de construcción fundamentales que se agruparon para formar los cometas hace 4,500 millones de años.

“Estos deberían ser aquellos cometesimales”, dice Holger Sierks, investigador principal de la cámara científica de Rosseta y científico especializado en planetas en el Instituto Max Planck para la investigación sobre el sistema solar en Göttingen, Alemania. Sierks presentó los descubrimientos esta semana en la conferencia de la Unión Geofísica Americana.

Al tratar de comprender cómo los cometas, los asteroides y los planetas fueron construidos desde microscópicas piezas de polvo girando en torno a los discos protoplanetarios, los oedlos tienen los problemas que los científicos llaman “barreras de agregación”. Es relativamente fácil obtener pequeñas piezas de polvo y juntarlas, por las fuerzas electrostáticas y de van der Waals. Pero una vez esas aglomeraciones se hacen mayores de un centímetro, las colisiones a gran velocidad conllevan su desintegración y la eliminación de aglomeraciones mayores. Así que los modelos han tenido que incluir maneras en que estas aglomeraciones del tamaño de centímetros se unen a objetos más grandes que con el tiempo se convierten en cometas. Existe alguna evidencia de que esos grupos pequeños denominados “huevos de dinosaurio” son los bloques de construcción fundamentales. Muchos asteroides están hechos de cóndrulos o perlas pequeñas de la escala de un centímetro o menos.

Fuente: Science

Comentarios

No hay mas respuestas