El esfuerzo de mentir puede detectarse en la mirada.

Publicado el 19 octubre 2010
Archivado en Antonio de Orbe | 1 comentario

Mentir es fácil. Mantener la mentira es más complicado. Requiere un esfuerzo que puede detectarse en la mirada.

Para mantener la mentira hay que recordar en qué contexto se hizo, si es consistente con el resto de verdades o mentiras, hay que controlar la voz y la postura, hay que evitar los deslices, preguntarse si el interlocutor nos está creyendo o sospecha…

Esto requiere un esfuerzo mental intenso. Al aumentar aún más el esfuerzo cognitivo, las oportunidades de detectar al mentiroso se incrementan. Por ejemplo, pidiéndole que nos mire a los ojos.

Es conocido que la posición de los ojos predice el número que tienes en mente.

Ahora, este interesante estudio indica cómo controlar la comunicación no verbal puede resultar complicado para los mentirosos. El número de parpadeos, las claves vocales como el número de errores lingüísticos, pausas o vacilaciones, y claves lingüísticas como la cantidad de detalles visuales o espaciales delatan la mentira.

Comentarios

Una respuesta para “El esfuerzo de mentir puede detectarse en la mirada.”

  1. Bitacoras.com on octubre 19th, 2010 16:43

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Mentir es fácil. Mantener la mentira es más complicado. Requiere un esfuerzo que puede detectarse en la mirada. Para mantener la mentira hay que recordar en qué contexto se hizo, si es consistente con el resto de verdades …..

No hay mas respuestas