Carabelas portuguesas (I)

Publicado el 7 septiembre 2010
Archivado en Carlos Roque Sánchez | 1 comentario


Son como esos parientes lejanos que nos visitan de tarde en tarde, y en cualquier momento del año. Pues bueno ellas, de hacerlo, lo hacen en verano. Son así.

Y tienen su punto, no crean.

Para empezar, quizás convendría aclarar que las carabelas portuguesas (Physalia physalis), no son casino en realidad medusas.

Más bien son organismos coloniales, sifonóforos, con apariencia de medusa. Un conjunto de individuos especializados en mantener viva la colonia.

Una agrupación de hidroides que se reparten el trabajo. Unos se encargan de la flotación, otros de la digestión, estotros de la detección, captura de presas, y defensa, y esotros de la reproducción. Y les va muy bien.

La parte más visible es esa vela gelatinosa de entre 15 y 30 cm. Es con ella con la que recorren los océanos a merced de vientos, mareas y corrientes marinas. No se impulsan como las medusas con sus tentáculos. (Continuará)

Comentarios

Una respuesta para “Carabelas portuguesas (I)”

  1. Carabelas portuguesas (y II) | tecnologiayciencia on septiembre 8th, 2010 7:31

    […] (Continuación) Sobre la línea de flotación vemos un cuerpo central del que cuelgan un gran número de estos tentáculos. Ha de saber que la carabela portuguesa carece de ojos, huesos y ano, por lo que excreta directamente por la boca. […]

No hay mas respuestas