Aire acondicionado versus calefacción (y II)

Publicado el 29 junio 2010
Archivado en Carlos Roque Sánchez | 1 comentario

(Continuación) Y aunque sea a toro pasado, ¿qué ocurre con la calefacción en invierno? ¿Qué números arroja una medida equivalente a la practicada en verano?

Bueno, lo cierto es que no es fácil la comparación. De entrada, el fenómeno de enfriar una habitación siempre es más eficiente que el de subir su temperatura. Una cuestión termodinámica que resultaría tediosa traerla a este negro sobre blanco.

Lo importante, y lo que debe quedar para los propósitos de esta entrada, es que se requiere mucha menos energía para ello.

Según datos del IDAE, casi un cincuenta por ciento (50%) menos. Por cada grado Celsius que bajamos en la calefacción el ahorro viene a ser del 7%.

En este sentido las cifras son tan altas que, de acuerdo con datos del satélite ambiental Envisat de la Agencia Espacial Europea, se estima que la mitad de las emisiones de dióxido de carbono, CO2 (g) en Europa, son producidas por los sistemas de calefacción. Una contribución reveladora.

La razón se debe a que las fuentes de energía que utiliza son más contaminantes. Para la calefacción empleamos gas, carbón y electricidad, mientras que para el aire acondicionado sólo electricidad.

Así que, a modo de titular y desde este punto de vista diremos que, el aire acondicionado no es tan malo como la calefacción.

Claro que la pregunta entonces es: ¿de dónde viene la electricidad? ¿Qué contaminación genera su producción?

Esto es lo que tiene la ciencia. Cada respuesta dada, trae consigo más preguntas. Maldita Ciencia.

Comentarios

Una respuesta para “Aire acondicionado versus calefacción (y II)”

  1. Aire acondicionado versus calefacción (I) | tecnologiayciencia on junio 29th, 2010 8:19

    […] Así que ¡Bravo! por la medida. (Continuará) […]

No hay mas respuestas